Importancia de la salud auditiva

Si de algo debemos estar muy conscientes es que la presbiacusia o en su defecto la pérdida de audición asociada a la edad suelen tener una mayor incidencia a partir de los 65 años y no cabe la menor duda de que si no se trata correctamente o ha tiempo está puede llegar a provocar aislamiento social en las personas mayores, las cuales como es de saber, suelen tender a limitar progresivamente más que todo las situaciones en las que deben sí o sí interactuar con otras personas.

Pero esto no quiere decir que solamente las personas mayores puedan llegar a sufrir de problemas auditivos severos, pues lamentablemente a cualquier persona a cualquier edad le puede llegar a suceder, y es por ello que todos debemos estar siempre muy al pendiente de nuestra salud auditiva para así evitar llegar a sufrir de invalidez por sordera de un oído en algún momento de nuestras vidas.

Para nadie debe ser un secreto que el cuidado de nuestra audición está sin duda alguna en nuestras propias manos, además en muchas ocasiones sin saberlo, es posible que estemos perdiendo poco a poco la audición y por ende, no seamos conscientes de ello y en este caso lo que puede empezar como una leve pérdida de audición, con el pasar del tiempo, puede llegar a derivar en un deterioro permanente de nuestra capacidad auditiva, así que en este punto hay que estar muy conscientes que de aquí surge la importancia de revisar de manera periódica nuestra audición.

¿Cómo prevenir problemas de audición?

Si bien es cierto que en algunos casos la pérdida auditiva se debe en primer lugar a una condición congénita, tengamos en cuenta que en muchos otros casos este tipo de problemas auditivos también se deriva de causas evitables. Pues por si no lo sabían, la exposición inadecuada al ruido, como la contaminación acústica o incluso las infecciones, suelen ser algunas de las causas de pérdida auditiva que pueden llegar a prevenirse, así que si realmente quieres cuidar tu salud auditiva nosotros te recomendamos lo siguiente:

Evitar ruidos estridentes. Aunque no lo crean los ruidos ambientales pueden llegar a ser una de las causas principales de la pérdida de la audición, así que una maneras de evitarlos es alejarse de la contaminación auditiva de la ciudad, como de los ruidos fuertes y desagradables, como es el caso de los sonidos de las máquinas y de las herramientas que se usan normalmente en obras de construcción, como de los generados por el flujo vehicular, bocinas de de vehículos, de los parlantes con alto nivel de volumen en espacios públicos, así mismo de sonidos industriales de fábricas, y de todo sonido fuerte.

Prestar atención a los auriculares. Si eres de las personas que suelen utilizar auriculares en su día a día (en este caso auriculares para la reproducción de audio de diferentes dispositivos electrónicos), debes tener realmente en cuenta que usarlos por largos períodos de tiempo como a un alto volumen, pueden causar pérdida de audición.

No usar hisopos. Al día de hoy muchas personas creen que limpiar diariamente sus oídos con hisopos de algodón es sinónimo de higiene auditiva, sin darse cuenta que está simple acción puede poner en riesgo su salud auditiva.

Mantener los oídos secos. Secar muy bien los oídos luego de bañarse, o en su defecto después de nadar, es de vital importancia para prevenir muchas infecciones con hongos, así que entonces ten en cuenta que los conductos auditivos deben mantenerse todo el tiempo bien secos, sin humedad alguna.

Tratar adecuadamente las infecciones. Para nadie es un secreto que las infecciones en el oído resultan ser una de las mayores causas de pérdida de audición, así que si estás no se tratan adecuadamente o hay tiempo podrían resultar perjudiciales para nuestra salud auditiva.

Pérdida de la audición: síntomas y causas

 Antes que todo, es necesario que entiendan que existen tres tipos de pérdida auditiva, y estás son:

  • Conductiva (involucra el oído externo o en su defecto el oído medio).
  • Neurosensorial (involucra el oído interno).
  • Mixta (es una combinación de ambas).

Como ya lo hemos mencionado anteriormente en este post, tanto el envejecimiento como la propia exposición crónica a los ruidos fuertes contribuyen de lleno a la pérdida auditiva, además otros factores importantes en este caso son, por ejemplo, el exceso de cera, los cuales pueden llegar a reducir temporalmente la capacidad de los oídos de conducir sin problema alguno los sonidos.

Lamentablemente la mayoría de los tipos de pérdida auditiva suelen ser de tipo irreversibles. Sin embargo, tengamos en cuenta que el médico o en su defecto el especialista de la audición y la propia persona pueden tomar algunas medidas para mejorar la audición.

En este punto cabe mencionar que los signos y síntomas de la pérdida de la audición suelen ser los siguientes:

  • Amortiguación del habla y de otros sonidos.
  • Dificultad para comprender palabras, especialmente cuando hay ruido de fondo o cuando se está en una multitud.
  • Problema para oír las consonantes.
  • Pedirle con frecuencia a las demás personas que hablen más lento, con mayor claridad y en un tono más alto.
  • Necesidad constante de subir el volumen tanto de la televisión como de la radio o de cualquier dispositivo que se esté usando en el momento.

Tengan en cuenta que muchas veces las causas de tener problemas de audición son por el daño al oído interno por producto del envejecimiento o ha la exposición a ruidos fuertes y constantes, como por la acumulación gradual de cerumen, por infecciones en el oído, por bultos anormales o por tumores en los huesos, como así mismo por causa del tímpano roto.

Así que si actualmente te sientes preocupado por tu audición, lo mejor que puedes hacer es programar hoy mismo una consulta con un profesional titulado en la audición, por suerte para nosotros hoy en día podemos programar una consulta totalmente gratuita con un profesional titulado de la audición gracias a sitios como EarPros.com el cual es nuestro mejor aliado en nuestro viaje hacia una salud auditiva óptima.

De esta manera podrás descubrir rápidamente cuál es tu salud auditiva actual y esto te permitirá mantener una buena salud auditiva de ahora en adelante. En este caso también es necesario mencionar que si ya sufres de problemas de audición puedes entonces optar por obtener el certificado de discapacidad auditiva el cual puede ofrecerte sin duda alguna una serie de ventajas y beneficios para tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *